Marcelo Paladini

About me

Marcelo Paladini

Como empecé a hacer trading

Trading ha sido un punto de inflexión en mi vida. No solo desde el aspecto financiero, sino también desde lo mental y lo humano.

Me enseñó mucho acerca de mí mismo, a tener disciplina, a ser paciente y tener humildad frente a las situaciones más tentadoras.

Me ayudó en muchos más planos de los que me hubiera imaginado.

Antes de comenzar a relatar mi trayecto hacia el mundo de trading, debo primero expresar mi gratitud por mis años de empresario y emprendedor y por todos los aprendizajes adquiridos a lo largo de mi larga trayectoria.

Emprender es crear, arriesgar, apostar a lo desconocido, a intentar ofrecer soluciones donde creemos que está la oportunidad.

Emprender implica aprender a trabajar con otros, fijar objetivos, saber cómo organizarse uno mismo, organizar a otros, porque de eso depende llegar a la meta.

Como empecé a hacer trading. Emprender implica varios desafíos:

No solo conseguir el capital necesario para cada emprendimiento, sino también afrontar la responsabilidad que se genera hacia terceros y hacia uno mismo y a todas las personas que trabajan en esta búsqueda de resultados.

En un análisis a priori y sin buscar demasiadas estadísticas, emprender es una ecuación de muy alto riesgo si consideramos el bajo porcentaje de compañías que logran tener éxito. 

Pero lo que hace realmente a un emprendimiento más riesgoso que otras actividades es la cantidad de variables externas que no podemos controlar. Desde los proveedores de los que dependemos para insumos o materia prima, la calidad de empleados necesaria para los estándares requeridos hasta las regulaciones externas que determinan las condiciones laborales, costos financieros fluctuantes, imprevistos, entre otras cosas, sin olvidar la decisión final del cliente del producto o servicio (léase, la aceptación del mercado) que pone el sello de aprobación final (o no).

Emprender es embarcarse a un proyecto de múltiples imprevistos. 

Aquí es donde comienza mi curiosidad por la actividad de trading.

 El comportamiento de los mercados financieros fue algo que siempre me llamó la atención, pero como a muchos, me daba pánico pensar en invertir fondos en forma irresponsable esperando que una acción subiera o bajara de precio basado en noticias o comentarios de terceros sin fundamento sólido.

Sin los conocimientos básicos necesarios, me parecía una actividad de alto riesgo basada en “apuestas”.

La necesidad de buscar una nueva actividad que cubra todas mis necesidades personales seguía siendo mi prioridad. ¿Pero a qué me refiero a esas “necesidades personales”? ¿Qué es lo realmente me hace feliz en esta etapa de mi vida?

En pocas palabras, disponer de mi tiempo.

¿Cómo lograrlo?… Teniendo “eficiencia”.  

Lograr eficiencia en todos los planos de mi vida, hablar menos, pero decir más, movernos menos, pero llegar más lejos y definitivamente, trabajar menos y ganar el doble. De esta manera podría liberar mi tiempo, y dedicarme a aquellas actividades que me hacen feliz.

Debería ser una actividad en la que pueda contar con mi propio esfuerzo personal sin depender de terceros ni de variables externas que no pueda controlar, o al menos, reducirlas al mínimo.


Ese fue mi impulso inicial, y a partir de ese momento comencé a considerar esta actividad como una posible alternativa.

Luego de un proceso extenso de investigación, charlas con profesionales en la materia y asistir a eventos que proveen mucha información al respecto, logre entender en qué consiste la actividad y cuáles son los requisitos para poder hacerlo a conciencia y profesionalmente, como cualquier otra actividad a tiempo completo.

Estas son mis conclusiones:

No se requieren empleados.

Se puede comenzar con poco capital y normalmente con mucho menos del que nos imaginamos.

Tiene la particularidad de ser una actividad completamente móvil, con acceso a wifi y una computadora portátil, se puede trabajar desde cualquier lugar del mundo.

No hay dependencia de proveedores.

Los costos fijos son prácticamente inexistentes.

Se pueden aprovechar todo tipo de fluctuaciones del mercado: alcista, bajista, inerte...

La comunidad de traders es abierta y transparente, ya que no hay competencia, más bien existe la cooperación entre traders.

Dependiendo del estilo de trading, puedo fijar hasta mis propios días y horas de trabajo.

Mis inicios

Comencé mis estudios de trading  formalmente en California en el 2018. En un periodo relativamente corto de tiempo pude comprobar, de hecho, que esta profesión nos expone a mucho menos riesgo de pérdida de patrimonio si la comparamos con otras actividades comerciales o de emprendimiento, por lo que decidí dedicarme a la actividad en tiempo completo.

Alguien me dijo una vez, “trading es la forma más difícil de hacer dinero fácil”. ¿La pregunta era entonces, como convertir lo “difícil” de la actividad en “fácil” para que la ecuación nos termine de cerrar? Es la pregunta que nos hacemos inicialmente todos los traders: como remover las emociones y el factor suerte, en definitiva hacer de la actividad un proceso y no una apuesta.

Trading es una actividad metódica que estadísticamente responde muy bien a ciertos procesos preestablecidos que ponen las probabilidades a nuestro favor.

Entender el funcionamiento de los mercados en sí, fue el primer paso.
Desarrollar la disciplina necesaria y controlar las emociones, el segundo.
Generar un plan de trabajo probado y exitoso a lo largo de 4 años intensos, es mi obra maestra.

Hoy puedo compartir esta experiencia contigo, y por sobre todas las cosas, acortar exponencialmente tu curva de aprendizaje.

¿Cómo surge ésta academia de trading?


En el proceso de adquirir más y más experiencia es que me enamore de la actividad y de los procesos, porque al final, esta actividad produjo más cambios en mi de los que podría haber imaginado, mucho más allá de la recompensa financiera.

Descubrí en mí una capacidad innata de poder compartir e instruir, con eficiencia, todos mis conocimientos. A través de estos cursos mi objetivo es del de compartir esa experiencia con aquellos que entiendan que podemos ser dueños nuestro tiempo y nuestro futuro si así lo deseamos. 

Si nos animamos a expandir nuestro intelecto y nos comprometemos de verdad para con nosotros mismos, removiendo todo tipo de límites autoimpuestos y falsas creencias acerca de lo que significa administrar y hacer trabajar nuestro propio dinero. 

El trading está al alcance de todos y es definitivamente, una actividad que puede abrirte las puertas a tu libertad financiera y porqué no a la mejor versión de ti mismo.

Cómo llegue al trading

Contactame

Hola! Escribe por aquí